Que es?

 

 


Sistema solar - Explicación y definición del sistema solar

¿Qué es el sistema solar?

El sistema solar es un sistema planetario compuesto por nuestra estrella anfitriona llamada Sol así como un conjunto de cuerpos celestes como planetas, satélites, asteroides, cometas y otros cuerpos menores que orbitan alrededor de nuestra estrella como resultado de las fuerzas gravitatorias generadas por el Sol. Ubicada en uno de los brazos exteriores de la espiral barrada de nuestra galaxia la Vía Láctea el sistema solar alberga nuestro planeta Tierra y por ende a todos nosotros.

Nuestro sistema solar se originó hace aproximadamente 4500 millones de años, al principio determinadas áreas o regiones de una gigantesca nube interestelar de gas y polvo comenzó a contraerse y a girar sobre sí misma como consecuencia de la onda expansiva producida por la explosión de una supernova, por otro lado poco a poco la gravedad acumulaba y concentraba la materia en el centro de la nebulosa incrementando la presión y la temperatura dando lugar a la fusión entre átomos de hidrógeno y la consiguiente liberación de energía, todo ello propició la formación de nuestro Sol.

 A su vez y próximos a la nueva estrella que había nacido la materia que giraba alrededor de nuestro Sol se aglutinaba dando origen a millones de planetesimales (planetas infinitamente pequeños), estos cuerpos menores a su vez fueron agrupándose unos con otros a consecuencia de las colisiones que se producían dando origen a protoplanetas con un tamaño comprendido entre los 100 y los 1000 km de diámetro, a causa de las fuerzas gravitatorias generadas por los propios protoplanetas estos a su vez atraían más materia llegando a devorarse unos con otros haciéndose cada vez más grandes o destruyéndose en millones de partes tras las destructivas colisiones que se producían, como resultado de este proceso que duró millones de años se formaron los 8 planetas que actualmente conocemos así como los numerosos planetas enanos, satélites, asteroides y cometas de nuestro sistema solar.

Gracias al uso de telescopios como el Hubble o el Spitzer hemos podido observar la formación de otros sistemas solares y estrellas en las lejanas nebulosas de gas y polvo de nuestra galaxia, pudiendo extrapolar y contrastar las hipótesis sobre el origen de nuestro sistema solar, por otro lado planetesimales que se crearon durante la formación de nuestro sistema solar están presentes hoy en día en forma de cometas y asteroides, sin duda estos cuerpos menores llevan en sus rocas nuestros orígenes.

Durante mucho tiempo hemos pensado que nuestro sistema solar era el único, ahora sabemos que no es así, gracias a los esfuerzos realizados por científicos y astrónomos de todo el mundo hemos descubierto cientos de exoplanetas que orbitan alrededor de estrellas dando lugar a nuevos sistemas planetarios. Recientemente la NASA anunció el descubrimiento del planeta Keppler 186f a 492 años luz de nosotros, un planeta con un tamaño similar a nuestro planeta Tierra que órbita a una estrella del tipo enana roja y en dónde podría existir agua líquida convirtiéndose en el primer planeta externo a nuestro sistema solar potencialmente habitable.

Composición y tamaño del sistema solar.

Nuestro sistema solar es gigantesco, el Sol en el centro del sistema solar extiende sus dominios manteniendo en órbita cometas lejanos ubicados a una distancia superior a los 15 billones de kilómetros. Con objeto de comprender mejor la extraordinaria dimensión de nuestro sistema solar podemos dividirlo en dos zonas claramente diferenciadas, por un lado tenemos la zona interna en donde se encuentra nuestro planeta Tierra y por otro lado la zona externa que abarca hasta los límites del sistema.

La zona interna comprende el área donde orbitan los planetas próximos al Sol conocidos como los planetas rocosos (Mercurio, Venus, la Tierra y Marte) hasta el cinturón principal donde orbitan millones de asteroides y otros cuerpos menores. Por otro lado la zona externa comprende el área donde orbitan el resto de planetas y cuerpos celestes hasta los límites del sistema solar a más de 15 billones de kilómetros.

Para conocer mejor a nuestro sistema solar acompáñanos a través del siguiente viaje en donde recorreremos los confines de nuestro sistema planetario:

Nuestro sistema solar tiene su origen y su centro en el Sol, con una masa equivalente al 99,86 % de toda la masa presente en nuestro sistema solar la fuerza de gravedad que genera nuestra estrella anfitriona hace que orbiten alrededor suyo el resto de cuerpos celestes del sistema. Sin la existencia del Sol no existiría el sistema solar y con ello la vida.

A una distancia de 58 millones de kilómetros nos encontramos con Mercurio, el primer planeta rocoso de nuestro sistema solar, Mercurio es el planeta más pequeño alcanzando temperaturas superiores a los 400 y temperaturas inferiores a los -170° durante sus gélidas noches.

A unos 109 millones de kilómetros del Sol órbita Venus el segundo planeta rocoso, con unas dimensiones, densidad, composición y masa similares a nuestro planeta Tierra, Venus es considerado como el planeta hermano de la Tierra y es el único planeta del sistema solar que gira en el sentido de las manecillas del reloj contrario al resto.

A casi 150 millones de kilómetros se encuentra nuestro planeta Tierra, actualmente es el único planeta del universo en el que se ha desarrollado la vida tal y como la conocemos, pero los avances en el campo de la astronomía nos permitirán en breve conocer nuevas formas de vida en planetas lejanos a nuestro sistema solar. Formado hace 4500 millones de años la Tierra tiene a la Luna como satélite natural que orbita alrededor suyo a causa de las fuerzas gravitatorias generadas por nuestro planeta azul.

Continuando nuestro viaje hacia los confines del sistema solar a 228 millones de kilómetros nos encontramos con el Marte, el último planeta rocoso con unas dimensiones inferiores a la Tierra, conocido como el planeta rojo las últimas investigaciones confirman la existencia de agua en su superficie pudiendo haber albergado vida en el pasado.

En una área comprendida entre Marte y Júpiter se encuentran el cinturón principal en donde millones de cuerpos celestes como asteroides y planetas menores orbitan alrededor del Sol, entre los cuerpos ubicados en esta área destaca Ceres siendo considerado como el único planeta enano del cinturón con un diámetro de 650 km y una masa 80 veces inferior a nuestra Luna. Casi la totalidad de meteoritos que alcanza nuestra corteza terrestre proviene del cinturón principal a causa de las colisiones que se producen entre asteroides.

A partir de este momento nos adentramos en la zona externa de nuestro sistema solar.

Tras abandonar el cinturón de asteroides a 778 millones de kilómetros nos encontramos con el majestuoso Júpiter, este gigante gaseoso es el planeta más grande de todo el sistema solar con un tamaño 1300 veces superior y una masa 318 veces superior a nuestro planeta Tierra, por otro lado Júpiter es el planeta con mayor número de satélites orbitando alrededor suyo.

A 1433 millones de kilómetros nos encontramos con Saturno y sus famosos anillos, otro gigante gaseoso con 200 satélites orbitando alrededor suyo, entre todos ellos los científicos han puesto sus miras en Titán el satélite más grande de Saturno en el que se han encontrado evidencias de poseer material en estado líquido en su superficie.

Tras alejarnos de la órbita de Saturno a 2877 millones de kilómetros se encuentra Urano, un planeta gigante de color azul pálido que cuenta con anillos al igual que Saturno y con 15 satélites orbitando alrededor suyo.

Finalmente a 4503 millones de kilómetros del Sol llegamos a Neptuno el último planeta del sistema solar, al estar tan alejado de nuestra estrella Neptuno registra temperaturas inferiores a los -221° en su superficie siendo el planeta más frío de nuestro sistema solar.

Tras abandonar Neptuno entramos en un territorio donde multitud de cuerpos helados orbitan alrededor del Sol, conocido como el cinturón de Kuiper este área con forma de disco está reservado a cuerpos menores helados como cometas o planetas enanos de la talla de Plutón o Makemake, extendiéndose desde una distancia de los 5000 millones de kilómetros hasta 8000 millones de kilómetros distantes a nuestra estrella.

A continuación se halla una región conocida como disco disperso en donde los cuerpos celestes que allí se ubican poseen órbitas altamente excéntricas alejándose hasta miles de millones de kilómetros de nuestro centro solar, a más de 13.500 millones de kilómetros encontramos a Sedna el planeta enano más distante que hemos descubierto orbitando alrededor del Sol.

Por último y a más de 300.000 millones de km se encuentra la hipotética nube de Oort en donde miles de millones de cuerpos helados como cometas de órbita larga residen en los límites de nuestro sistema solar hasta alcanzar los 15 billones de kilómetros.

Después a 41 billones de kilómetros llegamos a nuestra estrella vecina Alfa Centauri, sobre la que hemos descubierto que forma un sistema planetario con 3 estrellas orbitando una sobre la otra y que tiene al menos 1 planeta, pero este es otro sistema planetario aún por descubrir...




sistema solar

 

Si te ha gustado, compartelo

Anuncios